Acércate a las artes escénicas y audiovisuales
Acércate a las artes escénicas y audiovisuales

«Son sólo los Feroz»

Nominados a mejor guión de película

Una semana después de encontrarnos con los nominados a mejor guión de series, nuevamente en la sede de DAMA, la entidad de derechos de Autor de Medios Audiovisuales, llega el momento de reunirnos con los nominados a mejor guión de película. Ya queda muy poco para que el próximo día 28 de enero en Zaragoza conozcamos a los poseedores de tan ansiado «lobito».

Hemos querido conocer de primera mano sus impresiones y tener la oportunidad de indagar más acerca de sus candidaturas, y allí pudimos escuchar y charlar con todos ellos excepto con el equipo de ‘Alcarrás’: Rodrigo Sorogoyen e Isabel Peña por ‘As bestas’, Carlota Pereda por ‘Cerdita’, Alauda Ruiz de Azúa por ‘Cinco lobitos’ y Fran Araújo por ‘Un año, una noche’.

Moderado por el periodista Luis Martínez, muchos fueron los temas que se trataron y muchas las coincidencias en el arranque en cuanto a lo que ha supuesto este año post-pandémico para el cine español de variedad, riqueza temática, propuestas arriesgadas, presencia internacional, galardones…

Sorogoyen aplaudía el hecho de que haya tantas cosas interesantes de compañeros que apetezca ver y resaltaba, como hecho común, el realismo y el rigor a la hora de tomarnos la profesión. Araujo lo secundaba con una necesidad constante de la búsqueda de la verdad, como una obsesión a la hora de currar, de escribir y de cómo lograr llegar a los espectadores con una emoción. En concreto en su película basada en el atentado de 2015 en la capital francesa en la sala de espectáculos Bataclán, las complicaciones y debates con sus compañeros de guión Isa Campo e Isaki Lacuesta a la hora de traer el pasado, de cuándo traerlo y de cómo retratar la violencia, les dio algún que otro quebradero de cabeza. Apoyados en las vivencias de dos de los supervivientes, Ramón y Mariana, el primero autor de la novela que da pie a la película, nos hablaba de la realidad de la memoria y de cómo esas dos personas habiendo tenido la misma vivencia llegan incluso a contradecirse radicalmente en sus recuerdos; la luz que había en el camerino, las plantas que subieron, los cuerpos amontonados… Le preguntamos por todo ello y por la sutileza a la hora de mostrar el terror a través de los ojos de los actores sin necesidad de enseñar el «monstruo», y hablaba del debate de la emoción, y de la idea de mostrar el trauma para que el espectador sea capaz de sentirlo y tenga el peso que debe tener.

Y muchos nos preguntamos; ¿Cuándo deja uno de escribir una película? Al igual que con un cuadro o una escultura, cuándo crees que le diste las suficientes pinceladas, vueltas. Isabel y Sorogoyen con «As Bestas» tuvieron la suerte y/o supieron jugarlo. Fueron relegándolo e intercalando otros proyectos mientras seguían madurando y reescribiendo el guión final como si de un buen reserva se tratase. Desde 2015, año en el que se cruzó en su camino una pequeña pero inspiradora noticia de periódico, estuvo dando vueltas en su teclado, en sus vidas. Todo ello hizo que las cosas se colocasen de una manera especial, como la película. Probablemente con menos tiempo hubiese sido otra cosa y así lo entiende Sorogoyen cuando dice que eso es parte del oficio, el que la película esté abierta en todo momento, viva, de manera que seas capaz de encontrar algo inesperado en ese proceso, que mejore lo que ya tienes. Y esos 7 años en barbecho fueron oro (oro puro).

También se habló de dónde nacen las películas, y Alauda concretamente señalaba que a ella le alimentan mucho las contradicciones, preguntas que le interesan y que sin haber pretendido convertir su opera prima en autobiográfica, su maternidad fue el motor de arranque para construir y buscar salirse de lugares comunes, fórmulas y clichés propios de la maternidad, dando un punto de vista diferente; ¿Por qué las madres siempre están representadas de una determinada manera en el imaginario?, ¿por qué, si queremos tanto a nuestra familia, nos cuesta tanto contar según qué cosas? ¿Querer y no soportar a una persona a la vez?…

Al más puro estilo Juego de Tronos, o del clásico de Hitchcock Psicosis, le preguntábamos al equipo de «As Bestas» cómo fue la decisión de cambiar de protagonista a medio metraje y pasar de una primera parte totalmente masculina, a convertir un papel femenino secundario en el eje del último tramo del film. Y más allá de provocarles vértigo se convirtió en una idea tremendamente atractiva, incluso excitante que ellos vieron clara y relativamente pronto (para como ellos son, según nos dice Isabel entre risas). «Hay gente que no lo ha entendido y/o ha sentido esa segunda parte como un epílogo demasiado largo, pero mucha otra gente que sí ha entrado en el juego ha conectado muy bien con ese giro inesperado de guión».

Como no podía ser de otra manera, el tema de las «todopoderosas» plataformas hizo su aparición estelar, Luis les preguntó por sus experiencias y en qué difiere trabajar con ellas. Sorogoyen abanderó de alguna forma la respuesta afirmando que son positivas, por supuesto, porque generan proyectos, proyectos importantes, con un peso específico en la industria muy relevante. Pero sí mencionaba las peculiaridades, directrices, y por momentos el excesivo control que marcan o imponen directamente en ocasiones a la hora de rodar, de crear. Haber escuchado cosas como «esto tiene que ser así, porque sino no se entiende» puede llegar a asustar, pero debemos entendernos como equipo, convivir y trabajar todos juntos desde un lugar de creación lo mas independiente y libre posible.

Carlota Pereda de «Cerdita» nos contó que todo partió de un instante que vivió en su pueblo cuando se encontró con una chica sola junto a una piscina. Una escena aparentemente cotidiana que para ella escondía muchas preguntas, convirtiéndose en el germen de su premiado e inquietante cortometraje y de su posterior fantástico Slasher; «Esa sensación de hacer un thriller sobre una persona que decide no hacer algo. Un conflicto moral muy interesante planteado desde el género». Desde el principio tanto el pueblo (Villanueva de la Vera) como los alrededores se convirtieron en el plató perfecto para recrear la vida de Sara, el personaje al que da vida Laura Galán. Un crudo thriller rural lleno de tensión, venganza, miedo, polvo y sudor… que, si no has visto, ya estás tardando.

Propuestas muy diferentes que por momentos nos llegan hasta las tripas y remueven nuestras conciencias con ternura, terror, amor, odio, encuentros, desencuentros, personas, verdad, vida. Todas las complejidades y conflictos del ser humano al servicio de películas que no dejan indiferente a nadie y que bien se merecen una buena estantería sueca de nombre impronunciable donde colocar todos los galardones obtenidos y los que seguro están por llegar.

Enhorabuena a todos, porque para Cámara y Telón, el premio ya es vuestro.

Por alusiones también al comentario que hizo Luis cuando, cerrando la sesión, les deseo suerte diciendo eso de «lo importante es participar» y Sorogoyen ironizó seguidamente diciendo:

«Son sólo los Feroz».

Grandes Directoras y Directores y por supuesto grandes películas. Así que si aún no habéis visto alguna de ellas… estáis de suerte, porque el disfrute está asegurado.

Así que antes de los Feroz o de los Goya, dadle al PLAY.

Aquí os dejamos la información para saber dónde encontrarlas:

  • «Cinco Lobitos» Movistar+, HBO Max, En cartelera
  • «Cerdita» En Cartelera
  • «Un año, una noche» En Cartelera
  • «Alcarrás» Movistar+, En Cartelera
  • «As Bestas» En Cartelera

¡No te pierdas las novedades!

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.