Acércate a las artes escénicas y audiovisuales
Acércate a las artes escénicas y audiovisuales

Matilda, el musical

Desde septiembre, la zona del barrio de Salamanca se ha visto invadida por la magia, los libros y la ilusión. Y es que, hace unos meses, llegó al Nuevo Teatro Alcalá, el musical Matilda, basado en la novela infantil de Roald Dahl. Respetando el premiado libro, más que la famosa película, este musical viste las calles de una magia especial. Espero que puedan asistir pronto antes de que Matilda cierre sus puertas para comenzar a girar en otros lugares de España y contagiar esa ilusión y energía por todos los rincones del país. Bajo la producción de Som Produce y la adaptación y dirección de David Serrano, esta puesta en escena ha logrado cautivar al público transportándolo a un mundo de magia y fantasía.

Al subir el telón, el talento del elenco de actores se hace evidente. Laura Centella brilla con su interpretación de Matilda, mostrando una actuación genial y una voz maravillosa que impresiona al espectador. Su carisma en el escenario y su dominio de las canciones os sumergirán de lleno en la historia.

El papel de Honey es interpretado por Allende Blanco, con una interpretación maravillosa, y una voz llena de ternura y encanto. En el elenco también destacan los padres de Matilda, una pareja histriónica, interpretada por Mary Capel como Mrs. Wormwood, con una actuación brutal llena de energía y carisma, y Héctor Carballo, en el papel de Mr. Wormwood, que cautiva al público con su enérgica y magnética presencia en el escenario. Por último, Pepa Lucas realiza una interpretación mágica del personaje de Mrs. Phelps.

Uno de los aspectos que más destacaría de este musical es el trabajo coreográfico, diseñado por Toni Espinosa. Los números musicales están perfectamente ejecutados, con movimientos precisos y llenos de energía que te mantienen pegado a los asientos. La música y letra original de Tim Minchin también merece una mención especial, ya que logra capturar la esencia de la historia y emocionar al público en cada momento.

La escenografía, diseñada por Ricardo Sánchez-Cuerda, estuvo acorde con la estética caricaturesca y llena de color que caracteriza a «Matilda». Los diferentes escenarios se fusionaron de manera fluida, transportándonos de la escuela a la casa de Matilda y a otros lugares clave, sin perder la esencia mágica que caracteriza esta historia. El vestuario, a cargo de Antonio Belart, complementó de manera brillante la ambientación de la obra, con trajes que resaltaban la personalidad de cada personaje.

Para terminar, recomendamos este musical principalmente al público infantil, ya que les devolverá al mundo de la magia y les hará reír sin parar. El lenguaje y la estética caricaturesca son perfectos para entretener a los más pequeños, pero sin duda también encantará a los adultos. Matilda es una obra que nos enseña sobre el poder de la imaginación, la valentía y el valor de ser uno mismo.

¡Una experiencia teatral que no te puedes perder!

¡No te pierdas las novedades!

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.